sábado, 27noviembre, 2021
5.1 C
Seville

Mapas de memoria, un proyecto multidisciplinar para dignificar la memoria de los miles de represaliados por el franquismo en Ciudad Real

La Diputación Provincial y el Centro de Estudios de Memoria de la UNED impulsan la reparación con las víctimas de la represión franquista

- Publicidad -

lo + leído

En pleno año 2021 en España aún existe una deuda pendiente con miles de familias que todavía deben soportar la ignominia que supone que los restos de sus familiares sigan desperdigados por cunetas y fosas comunes. Para evitar este desajuste histórico con la normalidad democrática que debe primar en todo país avanzado, la Diputación de Ciudad Real, en colaboración con el Centro Internacional de Estudios de Memoria y Derechos Humanos (Ciemedh) de la UNED, ha puesto en marcha el denominado Mapa de Memoria, un proyecto de recuperación de la memoria democrática en la provincia de Ciudad Real.

Gracias a esta iniciativa un grupo multidisciplinar compuesto por antropólogos, historiadores, investigadores y artistas se ha impuesto como objetivo principal establecer puentes que nos permitan comprender la memoria, la violencia y el trauma que aquellos hechos supusieron, así como dignificar a las personas que fueron desaparecidas o silenciadas durante la represión franquista en la provincia de Ciudad Real, unos 4.000 contabilizados en la actualidad.

La metodología etnográfica genera un conocimiento compartido entre investigadores y familias, algo que contribuye a aumentar el conocimiento teórico pero también a responder a un interés social que ha estado oculto y olvidado. Con una metodología etnográfica e historiográfica, esta iniciativa de expertos en la materia realiza un trabajo marcado por un constante diálogo entre familiares, investigadores y archivos. Todo ello queda materializado en artículos, conferencias o tesis doctorales que buscan explicar las formas culturales en la transmisión de la memoria. Algunas de las líneas temáticas que trabajan en la actualidad son: materialidad y afecto, representación y daño, archivos del terror, la memoria de los victimarios, etc.

María Benito trabaja en la recuperación de restos en la fosa de Almagro, conocida como “el corral de los desgraciados”. Foto: Jaime Villanueva.
María Benito trabaja en la recuperación de restos en la fosa de Almagro, conocida como “el corral de los desgraciados”. Foto: Jaime Villanueva.

INTERVENCIÓN SOCIAL

Durante los últimos años, los integrantes de este proyecto que se afana en dignificar la memoria histórica de los vecinos de Ciudad Real han buscado los nombres de miles de desaparecidos, las historias que hay detrás de cada uno de ellos así como las fosas comunes donde están enterrados. La atención a las víctimas, la señalización de lugares de memoria y la apertura de fosas son las tareas en las que están inmersos en la actualidad.

A todo ello hay que sumar la labor de divulgación del proyecto. Así, diversas publicaciones, además de documentales y exposiciones conforman parte de su producción más reciente. Además, Mapas de Memoria busca colaborar con artistas interesados en utilizar este tipo de temáticas en producciones interdisciplinares. Entre las últimas colaboraciones destacan la cineasta Adriana Vila, la ilustradora Daniela Martagón o el grupo teatral mexicano Teatro Línea de Sombra.

El trabajo de campo llevados a cabo en el marco del programa Mapas de Memoria durante los últimos años han permitido geolocalizar en la provincia de Ciudad Real un total de 51 fosas de represaliados de la dictadura franquista, en las que fueron enterradas 3.440 personas

Las investigaciones y el trabajo de campo llevados a cabo en el marco del programa Mapas de Memoria durante los últimos años han permitido geolocalizar en la provincia de Ciudad Real un total de 51 fosas de represaliados de la dictadura franquista, en las que fueron enterradas 3.440 personas. En el 16% de ellas se podrían llevar a cabo exhumaciones, siempre que lo solicitaran las familias afectadas. Estos datos fueron presentados en su día por los profesores Julián López, Jorge Moreno y María García, quienes acompañaban al presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, en su comparecencia ante los medios. Caballero calificó de “nuevo hito” este estudio, que permite el cumplimiento de otra fase del proyecto consistente en identificar, con la mayor exactitud posible, todas las fosas y la identidad de los restos de los represaliados que fueron enterrados, que en la provincia ascienden a 3.440, de los que unos 60 son mujeres. Desde ese momento se viene abordando la dignificación de las fosas con una señalización que seguirá un protocolo de estilo para honrar la memoria de quienes fueron asesinados.

José Manuel Caballero, presidente de la Diputación de Ciudad Real entrega una copia de la sentencia de muerte de Eladio Mora Bastante a Jorge Delgado en el Salón de Plenos de la Diputación. Foto. Víctor Sainz
José Manuel Caballero Serrano, presidente de la Diputación de Ciudad Real entrega una copia de la sentencia de muerte de Eladio Mora Bastante a Jorge Delgado nieto del ejecutado en el Salón de Plenos de la Diputación Provincial de Ciudad Real Foto: Víctor Sainz.

El presidente de la Diputación recordaba que en la página web Mapas de Memoria se difunde toda la información del trabajo que se recoge en el libro que le han entregado, elaborado con el rigor que caracteriza al equipo, con la fortaleza de los datos y con la contundencia de las investigaciones, “con la verdad por delante, que permite acreditar un trabajo científico, ajeno a posiciones ideológicas, con el máximo rigor para saber cuántas y dónde están las fosas en la provincia de Ciudad Real, identificar los restos y dignificar y poner en valor la memoria y el sentimiento de los familiares de quienes defendiendo la democracia el Gobierno legítimo de la República perdieron la vida como consecuencia de actos violentos”.

En este sentido, las investigaciones que se vienen llevando a cabo en los últimos años en la provincia de Ciudad Real en materia de recuperación de la memoria histórica se han convertido en referencia y modelo para toda Castilla-La Mancha. En concreto, han sido pioneros en el mapeado de las fosas. El profesor Julián López recuerda la diferencia abismal entre los datos recabados y los que obraban en 2019 en poder del Ministerio de Justicia, en tanto en cuanto el número de represaliados casi se duplica y el número de fosas también es sensiblemente superior hasta llegar a 51, en las que podría haber un total de un centenar víctimas que no eran de la provincia pero que murieron aquí en cárceles o fueron asesinados.

Otra línea de trabajo que acomete este equipo multidisciplinar es la incorporación al listado de los 200 ciudadrealeños que murieron en campos de concentración en otras provincias e, incluso, fuera de España

Otra línea de trabajo que acomete este equipo multidisciplinar es la incorporación al listado de los 200 ciudadrealeños que murieron en campos de concentración en otras provincias e, incluso, fuera de España. En este sentido, ha apostado por llevar a cabo el programa ya seguido en otros países basado en la estrategia simbólica de instalar adoquines informativos en los pueblos de origen de los asesinados o muertos por causa de la represión. Varios ayuntamientos se han interesado por esta iniciativa.

Recuerdo Golderos, vecina de Miguelturra, hija de Roque Golderos Cañizares, jornalero de Valenzuela de Calatrava, fusilado el 10 de mayo de 1940. Foto: Severino Donate.
Recuerdo Golderos, vecina de Miguelturra, hija de Roque Golderos Cañizares, jornalero de Valenzuela de Calatrava, fusilado el 10 de mayo de 1940. Foto: Severino Donate.

Con respecto a la situación de las fosas, el profesor López ha dicho que sólo dos estaban completamente exhumadas en 2019. Hasta esa fecha, cinco se habían exhumado parcialmente y 17 se encontraban removidas porque a finales de los años 70 y comienzos de los 80 familiares, con o sin ayuda, intervienieron, en algunos casos sin seguir protocolos, para llevarse los restos a enterramientos particulares; otras dos estaban bien señalizadas; en 8 no se había actuado y 17 se encontraban sin localizar, aunque se da la circunstancia de que únicamente afectan al 1 por ciento del total de la víctimas porque se trata de enterramientos en el campo con pocos fallecidos.

El profesor Jorge Moreno ha elevado el número total a nivel nacional de ciudadrealeños muertos por la represión franquista a 3.939 víctimas. La profesora María García ha añadido que durante las investigaciones han constatado que al margen de las muertes de represaliados se cometieron otras muchas violaciones de los derechos humanos relacionadas con la represión de postguerra sobre las que están trabajando.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -

lo + leído