miércoles, 22septiembre, 2021
19.4 C
Seville

Máxima tensión en Washington ante la elección del Secretario General de la OEA

Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana, Consultora y Relaciones Institucionales en HoffmannWorld
- Publicidad -

lo + leído

La República de Cuba y el Estado Plurinacional de Bolivia se configuran, de forma absolutamente imprevista, en claves en la elección en Washington, este próximo 20 de marzo, del nuevo Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La situación actual, según análisis como el del «think tank» Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, dan una ajustada mayoría al actual Secretario General el Uruguay, Luis Almagro, alineado con las posiciones más duras del Departamento de Estado y la Casa Blanca sobre la respuesta a la crisis venezolana.

En torno a 18 estados respaldarían la reelección de Luis Almagro para el periodo 2020-2025 frente a los 16/17 que respaldarían la candidatura de la ex ministra ecuatoriana María Fernanda Espinosa respaldada por el eje progresista de México y Argentina y con el apoyo de la Comunidad del Caribe. El tercer candidato, el diplomático peruano, Hugo De Zela, se retiró de la competición a través de un comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú al que ha tenido acceso Diario16.

La votación, este próximo viernes – si no se aplaza finalmente, como algunos países están valorando solicitar, debido a la crisis del COVID-19 – en Washington, podría dar un vuelco inesperado por los intensos contactos diplomáticos de última hora. Mike Pompeo, el Secretario de Estado de EEUU, ha desplegado una amplia ronda de conversaciones con las cancillerías de los estados caribeños con la intención de lograr arrebatar algunos apoyos para el candidato Almagro.

Anteriormente, Pompeo solicitó públicamente al diplomático peruano De Zela que se retirara de la carrera y respaldase la reelección del actual Secretario General Luis Almagro. La diplomacia norteamericana en estrecha coordinación con Colombia y Chile, otros de los impulsores de la candidatura del uruguayo, confía en ganar en primera vuelta esta elección clave para su política exterior en el hemisferio occidental.

Sin embargo, en las últimas horas dos factores imprevistos amenazan la reelección del candidato norteamericano. La Republica de Cuba, que no participa desde su exclusión en 1962 de las reuniones de la OEA, podría dar la victoria a la candidata María Fernanda Espinosa con su presencia inesperada este viernes en la votación. Diversas fuentes diplomáticas consultadas por Diario16 afirman que aunque Cuba fue excluida en 1962 de la OEA – en el periodo de la «crisis de los misiles» entre EEUU y la URSS -, en 2009, en la Asamblea General de la OEA, reunida en Honduras, esta decisión se revocó a todos los efectos. De hecho, la web oficial de la OEA mantiene a Cuba como uno de sus 35 países miembros como prueba de su pertenencia a la organización multilateral. Aunque en algún momento durante las décadas de los 60 y 70 el gobierno comunista cubano amenazó con oficializar su retirada de la OEA, este hecho nunca se produjo.

Legalmente, el gobierno cubano podría designar, incluso el mismo 20 de marzo por la mañana, a un diplomático o al actual Embajador de Cuba acreditado en EEUU, para participar en la elección del nuevo Secretario General en la Asamblea General Extraordinaria de la OEA que se iniciará en la Casa de las Américas a las 15.00 horas de la costa este de EEUU.

Por otro lado, la Presidenta interina del Estado Plurinacional de Bolivia, la fundamentalista cristiana, Jeanine Añez, ha manifestado en reiteradas ocasiones su pleno respaldo al ex canciller uruguayo para liderar la OEA en este nuevo periodo.

Es conocido el papel decisivo que jugó la delegación de observadores electorales de la OEA, así como el propio Secretario General con durísimas declaraciones contra el ex Presidente Evo Morales en la reciente crisis política boliviana.

Además, el 3 de mayo están convocadas nuevas elecciones presidenciales en Bolivia, donde la OEA ha anunciado conjuntamente con el gobierno interino de Añez que prevé desplegar un amplio dispositivo de observación del recuento. Tanto los líderes del partido izquierdista de Morales, MAS, y varios de los principales candidatos conservadores opuestos a Yañez, en especial el ex Presidente Carlos Mesa, han manifestado su «profunda preocupación» por la imagen de vulneración de la imparcialidad que transmite el apoyo de la presidenta interina al Secretario General de la OEA, que decidirá en un mes y medio sobre las posibles reclamaciones de los partidos y candidatos en el proceso electoral boliviano.

En este sentido, las comisiones de relaciones exteriores del Senado y el Congreso del Estado Plurinacional de Bolivia, con el respaldo de varios partidos conservadores, están estudiando destituir al actual Embajador boliviano ante la OEA – un estrecho colaborador de la campaña presidencial de la Presidenta interina Añez – y sustituirlo por un diplomático boliviano de carrera que, para garantizar la imparcialidad de la OEA en la observación electoral, se abstenga o no participe en la votación.

La pérdida del voto de Bolivia, por el bloque liderado por Washington y Colombia, podría dar un vuelco a las previsiones y dar la sorpresa en Washington. México, que ha realizado una fuerte apuesta por la candidatura de la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, ha reiterado en los últimos días su «plena confianza» en un resultado positivo para la llegada de la primera mujer a la Secretaria General de la OEA.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -

lo + leído